Nueva tarifa eléctrica IV: Cómo ahorrar en la factura de la luz

¿Se pagará más en la factura de la luz con los cambios legislativos que se aplicarán a partir del 01/06/21?

No necesariamente. Hay que adecuar el consumo al cambio regulatorio en la medida de los posible ya que bien asesorado, se puede evitar un encarecimiento de la factura.

Consejos para ahorrar con la nueva factura de la luz

Además de comparar las tarifas del mercado libre, también puedes seguir otros consejos para ahorrar en tu nueva factura de la luz:

Adapta tu consumo

Imagen decorativa 3Ahora que la nueva factura de la luz tendrá tres tramos horarios, algo fundamental para conseguir ahorrar es adecuar tu consumo a las horas más baratas del día. Es decir, que si tienes que poner la lavadora o el lavavajillas, lo ideal es que lo hagas desde la medianoche a las 10 de la mañana o de mediodía a seis de la tarde.

Por ejemplo, poner la lavadora en horas punta, con una potencia de 2,2 kW (la potencia media de este electrodoméstico) y un consumo de 1,22 kWh por lavado (resultado de dividir el consumo anual de la lavadora -254 kWh- entre las lavadoras que se ponen de media al año -208- según el IDAE) en las horas valle puede suponer un ahorro de unos 22 céntimos por cada lavado. Si al año se suelen poner de media unos 208 lavados, el ahorro anual puede llegar a ser de unos 45 euros.

Revisa tu potencia contratada

Si consigues adaptar tu consumo, otra forma de ahorrar con la nueva factura de la luz es contratar una potencia más pequeña para las horas punta, en la que harás menos consumo, y otra algo mayor para las horas valle, donde se concentrará la mayor parte de tu gasto.

Con las nuevas facturas de la luz se podrán realizar hasta dos cambios de potencia gratuitos, siempre y cuando se realicen antes de mayo de 2022. Después de ese plazo, Recuerda que modificar la potencia tiene un coste de unos 10 euros, así que, si no vas a ahorrarte mucho más de esa cantidad, es posible que no te merezca la pena hacer el cambio.

Además de estos consejos para ahorrar con la nueva factura, también puedes tener en cuenta otros cambios de hábitos para reducir tu consumo:

Vigila el stand-by

El stand-by se da cuando apagamos algún aparato eléctrico, pero no lo hacemos del todo. Por ejemplo, apagar el televisor o la cafetera, pero dejar el piloto rojo encendido. También hay que tener cuidado con el llamado “consumo vampiro”, es decir, aquel que se da cuando dejamos el cargador del móvil encendido. Según los cálculos de Kelisto, el stand-by puede suponer un 10% del gasto anual en tu factura, por lo que acabar con este hábito puede hacerte ahorrar unos 52 euros al año.

Usa tus electrodomésticos de forma eficiente

Según el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), lavar la ropa a 40ºC en vez de a 60ºC puede suponer un ahorro de hasta un 55% de energía. Por lo tanto, elegir programas ECO en tus electrodomésticos puede ser una buena forma de ahorrar. También puedes ajustar la temperatura de tu frigorífico a unos 5ºC y la del congelador, a -18ºC.

Reduce el gasto en calefacción y aire acondicionado

Tanto con la calefacción en invierno como con el aire acondicionado en verano, es importante no sobrepasar las temperaturas recomendadas para evitar pagar de más en la factura. En el caso de la calefacción, es importante no sobrepasar los 21ºC ni estar por debajo de lo 19ºC, mientras que el aire acondicionado se debe mantener en una temperatura entre 24 y 26ºC.

Si quieres más información, puedes consultar

Este sitio web utiliza Cookies para garantizar que obtengas una mejor experiencia de navegación (Cookies técnicas) y para generar informes de navegación con el fin de cuantificar y mejorar nuestro servicio (Cookies estadísticas), no utilizamos Cookies con fines publicitarios. Podemos utilizar directamente cookies técnicas pero usted puede elegir si permitir el uso de cookies estadísticas. Autorizándolas nos ayuda a mejorar la experiencia de navegación. Más información.