Nueva tarifa eléctrica III: Mercado Libre / Mercado Regulado

Llegamos a la tercera entrega sobre la nueva tarifa eléctrica implantada por el gobierno.

¿COMO AFECTAN LOS CAMBIOS A LOS CONSUMIDORES DEL MERCADO LIBRE?

A partir del 1 de junio, los cambios de la nueva tarifa de la luz se aplicarán automáticamente a quienes estén en el mercado regulado, es decir, a quienes tengan tarifa la PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, actualmente presente en el 37% de los hogares, según datos de la CNMC). En este caso hay que estar atento a un par de cuestiones:

  • Los nuevos tramos horarios, para adaptar tu consumo a ellos.
  • La potencia contratada: en principio, continuarás con la misma potencia que tuvieras contratada, pero recuerda que ya podrás disponer de dos distintas en función a tu consumo. Si ya has hecho cuentas y sabes qué te conviene más según el horario, no dudes en pedir el cambio cuanto antes.

En el mercado libre (63% de los hogares españoles), las comercializadoras tendrán que hacer los cambios en los costes regulados que aplican, y pueden elegir entre adaptar sus precios a los nuevos tramos y costes o mantener sus condiciones actuales y solo ajustar el precio de la potencia y los peajes de acceso.

En cualquier caso, las Compañías deben informar a los usuarios con antelación y el impacto podría ser distinto en función del tipo de tarifa que se tenga contratada:

  • Tarifa con precio indexado o a precio de coste (es decir, que utiliza el mismo precio de la luz que el mercado regulado): lo normal es que empieces a tener los tres nuevos tramos a partir del 1 de junio.
  • Tarifa con precio fijo: podrían aplicarte los nuevos tramos a partir del 1 de junio o mantener un precio único durante todo el día, pero además podrían subir el precio que pagas actualmente para compensar los cambios en la tarifa de la luz.
  • Otras tarifas (planas, con horarios especiales, etc.): tu compañía debería informarte de si va realizar cambios en algún sentido.
¿ES UN BUEN MOMENTO PARA CAMBIAR AL MERCADO LIBRE?

El mercado libre, a diferencia del regulado, se caracteriza por el hecho de que las comercializadoras son las que establecen los precios de la energía y la potencia, por lo que cada una puede ofrecer un coste diferente para cada uno de estos conceptos.

Aunque este mercado suele ser más caro que la tarifa regulada, la ventaja está en que no es tan cambiante: los usuarios mantendrán el mismo precio durante toda la vigencia del contrato, o siguiendo las condiciones de revisión de precios que establezca cada compañía.

Además, es habitual que las comercializadoras ofrezcan descuentos sobre sus precios, algo que no pueden hacer las compañías del mercado regulado. Por lo tanto, el mercado libre puede suponer una buena opción si lo que buscas es estabilidad en tu factura.

Aparte de esto, con los cambios que tendrá la nueva factura de la luz solo podrán ahorrar en su recibo aquellos consumidores que ajusten su consumo a las horas más baratas del día. De hecho, según la OCU, un consumidor medio, con una potencia de 4,6 kW y un consumo de 3.500 kWh al año no vería una gran diferencia en su recibo, pero aquellos que hasta ahora se acogían a la tarifa de discriminación horaria (que ahora desaparece) pueden ver su factura incrementada en hasta 58 euros anuales.

Por todo ello, si crees que no vas a poder limitar tu consumo a las horas valle, también es posible que te convenga echar un vistazo a las tarifas libres para ver si alguna te ofrece mejores condiciones.

Este sitio web utiliza Cookies para garantizar que obtengas una mejor experiencia de navegación (Cookies técnicas) y para generar informes de navegación con el fin de cuantificar y mejorar nuestro servicio (Cookies estadísticas), no utilizamos Cookies con fines publicitarios. Podemos utilizar directamente cookies técnicas pero usted puede elegir si permitir el uso de cookies estadísticas. Autorizándolas nos ayuda a mejorar la experiencia de navegación. Más información.