Aerotermia (3): Conclusiones

La Bomba de Calor

En el aire acondicionado o climatización convencional, las bombas de calor, tipo aire-aire, se utilizan para calentar o enfriar aire de los locales a climatizar: expansión directa de un refrigerante.

En los equipos térmicos de aerotermia, las bombas de calor que se utilizan, del tipo aire-agua, ceden calor o frío a un circuito con agua. Es decir, que en modo calefacción se extrae energía del ambiente exterior y se cede al agua que se aporta al circuito que forma el sistema de calefacción y/o generación de agua caliente sanitaria. En suelo radiante utiliza el agua a baja temperatura para calefactar un local.

Las bombas de calor utilizadas para la aerotermia son capaces de refrigerar porque son bombas de calor reversibles. Aun así, hay que tener en cuenta que no es el objetivo principal, por lo que antes de comprar un equipo que permita ambas funciones es importante asegurarse que nuestro circuito de calefacción permite esta doble función.

¿Cómo funciona la Aerotermia? Precio de su instalación y opiniones

Suelo Radiante

La opción de calefacción con SUELO RADIANTE es la más recomendada tanto por expertos como por fabricantes para aprovechar al máximo la energía de la aerotermia y poder disfrutar de un calor más agradable y homogéneo a lo largo del inmueble. El mayor inconveniente lo encontramos en viviendas con una instalación de radiadores, ya que será muy costoso eliminar las tuberías y radiadores existentes para levantar el suelo y realizar la nueva instalación. Una ventaja del suelo radiante o suelo refrigerante es que durante las épocas de calor servirá para enfriar las habitaciones. No proporciona la misma sensación que un aire acondicionado pero sí una sensación de frescor en todas las estancias.

El ahorro energético de la aerotermia con suelo radiante con respecto a una instalación con caldera de condensación es, aproximadamente, del 53 %. La comparación está realizada con uno de los equipos más eficientes como es la caldera de condensación. Con otros combustibles y equipos el ahorro sería más elevado.

Calefacción de Radiadores

Tener calefacción con RADIADORES es otra opción. En este caso, los puntos de calor estarán localizados en zonas concretas del inmueble, por lo que la sensación de confort será menor. Si ya contamos con una instalación de radiadores tradicionales podemos utilizarlos para nuestro nuevo sistema de aerotermia, pero estos serán menos eficientes que los radiadores de baja temperatura (permiten no solo calentar las habitaciones en invierno sino que a su vez refrescan las estancias en verano, por lo que podría ser muy útil para algunos inmuebles) y, por supuesto, que el suelo radiante.

Split ó Fan-Coil

El instalar equipos de aire como SPLIT ó FAN-COIL permite calentar el inmueble en invierno y enfriarlo en verano mediante aire caliente o frío, al igual que ocurre cuando funciona únicamente con energía eléctrica. El mayor inconveniente es el grado de confort que ofrece este sistema de calefacción, especialmente en zonas frías en las que será más eficiente un calor moderado y constante en la vivienda, como proporcionan suelo radiante y radiadores.

Imagen 11

Precio

El precio depende del tamaño de la vivienda, los equipos que nos suministren calor o frío, así como la marca por la que nos decantemos:

  • Los equipos más económicos rondan los 2.000€, un precio no muy elevado teniendo en cuenta su eficiencia y rápida amortización.
  • El precio de la instalación en una vivienda unifamiliar suele ser, mínimo, 600€, dependiendo una vez más de las condiciones del inmueble.
  • El precio del suelo radiante, radiadores, Split o Fan-coil serán muy diferentes dependiendo del tamaño, potencia y marca que se decida contratar.

Depende de la marca comercial que instalemos, ya que hay mucha variedad de equipos en el mercado, pero un precio orientativo estaría en torno a 6.000 – 7.000 Euros, e incluiría:

  • Bomba de calor aire-agua de 19 kW (vivienda unifamiliar de 250 m2 aprox.)
  • Grupo hidráulico
  • Depósito de inercia de 100 litros
  • Montaje

A esto, habría que sumarle la instalación interior en caso de no disponer de ella.

No es necesario esperar a que nuestra caldera pase a mejor vida para poder beneficiarnos de las ventajas de la aerotermia. Una de los puntos fuertes de la tecnología aerotérmica es la posibilidad de combinarla con otras energías creando sistemas híbridos. Así, podemos instalar una bomba de calor para la calefacción mientras dejamos que nuestra caldera se encargue de producir el agua caliente. También podemos hacer que la caldera funcione como apoyo puntual a la bomba de calor, en caso de que esta no pudiera hacer frente a la demanda de calefacción; algo para lo que, eso sí, hace falta que las temperaturas desciendan extraordinariamente.

De esta forma se consigue una instalación altamente eficiente, ya que pasamos a tener 24 horas de calefacción, lo que implica un elevadísimo confort reduciendo en más de la mitad el consumo de energía.

El faro de Vigo: Aerotermia, Ahorro y Confort

El Futuro

Los expertos coinciden en que el futuro de la climatización pasa por instalaciones aerotérmicas alimentadas por paneles fotovoltaicos. Al tener un consumo tan reducido, una bomba de calor puede funcionar en gran parte con la potencia suministrada por una instalación fotovoltaica; y siendo ambos sistemas que se valen de energías renovables, estamos hablando de calefacción, refrigeración y agua caliente virtualmente gratuitos. El futuro, además, es muy esperanzador, pues todos los días se producen avances en tecnología fotovoltaica lo cual, presumiblemente, nos llevará a alcanzar una autonomía efectiva en un futuro no muy lejano.

Este sitio web utiliza Cookies para garantizar que obtengas una mejor experiencia de navegación (Cookies técnicas) y para generar informes de navegación con el fin de cuantificar y mejorar nuestro servicio (Cookies estadísticas), no utilizamos Cookies con fines publicitarios. Podemos utilizar directamente cookies técnicas pero usted puede elegir si permitir el uso de cookies estadísticas. Autorizándolas nos ayuda a mejorar la experiencia de navegación. Más información.