Comparativa sistemas de calefacción: ¿Cual es más económico?

La calefacción es un servicio de primera necesidad en los meses de invierno, pero… ¿Qué sistema conviene más a cada usuario según sus necesidades? Hemos realizado una comparativa de sistemas de calefacción. En ALGASA hablamos de lo que más conocemos, el mundo de la calefacción, porque como empresa con más de 25 años en el sector, hemos estudiado cada uno de los sistemas que existen para generar y repartir calor a una estancia, tanto en términos económicos, como de instalación, manejo, control, consumo y fiabilidad.

En esta ocasión vamos a hablar del tipo de calefacción en función de la fuente energética utilizada comparando el coste de las mismas.

Vamos a analizar el coste del kWh térmico generado, este no debe de ser confundido con el kWh eléctrico. No tendremos en cuenta los costes fijos de cada sistema: mantenimiento, término fijo, etc… Para estos se pueden dar muchos escenarios.

Ojo! A la hora de realizar una nueva instalación o cambiar la actual debemos de tener en cuenta todos los factores antes de tomar una decisión sobre el sistema a instalar.

Las cantidades son orientativas y dependen del coste de la energía en cada momento.

SISTEMAS DE CALEFACCIÓN SEGÚN ENERGÍA UTILIZADA

Comparativa combustibles calefacciónBIOMASA.

Pellets para calefaccion
Photo by Alberta Innovates Bio Solutions on VisualHunt / CC BY

Este combustible proviene de la naturaleza puede ser desde la leña a los huesos de fruta. Aunque lo más popular es el PELLET, basicaménte cilindro de serrín con un diámetro de 5-6mm y de largo entre 10-25mm. Actualmente este es el más usado dentro de los combustibles de Biomasa. Normalmente se venden empaquetados en sacos / bolsas, fáciles de transportar. Se deben almacenar en lugares secos ya que un exceso de humedad ralentiza la combustión, genera más humo, disminuye el rendimiento calórico y genera más humo. Siempre es aconsejable elegir pellet uno de calidad con sello de garantía.
de garantía.

  • Ventajas: Energía limpia sin emisiones de CO2 a la atmósfera e índice calórico bastante elevado. Es un calor seco y natural.
  • Inconvenientes: Espacio para el almacenamiento y carga manual de la tolva de la  caldera.

Coste: 0,057/kWh pellets 

ELECTRICIDAD.

Estufas electricas
Photo by yourbestdigs on Visualhunt.com / CC BY

Como fuente energética utilizada para sistemas de calefacción el rendimiento de la electricidad varia en función del dispositivo que se utilice para la obtención de calor. Otro factor que la condiciona es la tarifa disponible, siendo aconsejable tarifa nocturna, y en ocasiones, siendo necesaria mayor potencia disponible. El continuado incremento del precio de la electricidad ha hecho que los equipos eléctricos se releguen a una posición residual, aun así son muy funcionales donde no se dispone de otros combustibles, en residencias de uso puntual o con poca demanda de calefacción. Además de ser la energía más cara actualmente, es la que peor sensación de confort ofrece, ya que una vez apagado el emisor, el calor no perdura en el ambiente.

La electricidad se puede transformar en calor de diferentes maneras en función del dispositivo que se utilice para ello:

1. Bomba de calor.

Sistema de climatización de alta eficiencia energética, se trata de un sistema extrae calor de un medio para transmitírselo a otro. Por ejemplo, puede extraer calor del aire del exterior, incluso a muy bajas temperaturas y transmitirlo al interior, esto lo hace mediante un condensador, un compresor y un evaporador conectados a un circuito por el que circula un fluido, todo ello muy similar a como funciona un frigorifico. Cada kWh eléctrico aporta 3kWh térmicos. Para climas frios se utiliza la tecnología inverter, que dispone de compresor automático de potencia adaptable: trabaja con más fuerza cuando la temperatura se aleja de lo que marca el termostato y menos cuando ésta es más suave, mejorándose así el funcionamiento de las instalaciones y aumentando el rendimiento del equipo.
Tipos:

  • Aire – Agua, extrae el calor del exterior y lo transmite al interior a través de un circuito de calefacción por agua.
  • Agua – Agua (Geotermia), extrae el calor de un río, lago o pozo para calentar o enfriar un circuito de calefacción. Con este tipo de bombas la climatización es básicamente gratuita, por el bajo coste eléctrico adicional.
  • Aire – Aire (Aerotermia), la más usada, extrae la energía del aire exterior y lo transmite al interior también en forma de aire. Ahorran un 75% de la electricidad que consume una bomba convencional.

Es un sistema muy eficiente,  y  más respetuoso con el medio ambiente ya que no necesita combustibles fósiles. No producen emisiones directas de CO2. produce un alto nivel de confort por su sistema 3 en 1: calefacción, climatización y agua caliente sanitaria. Y no necesitan depósitos acumuladores de combustible, sistemas de aporte de oxígeno, ni chimeneas, lo que reduce el espacio interior necesario para su instalación.

Coste: 0,038/kWh Aerotermia.

2. Radiadores eléctricos (Calor azul ó Calor verde).

De cómoda instalación (sin obras) pero de funcionamiento similar a los radiadores de aceite, aunque con otros fluidos en su interior, calienta mediante una resistencia el fluido interior, este calienta la carcasa exterior y ésta la habitación donde se situa el radiador. Es un sistema muy ineficiente y le más caro del mercado, ya que solo se obtiene 1kWh térmico por cada 1kWh eléctrico, siendo tres veces más caro que un sistema de bomba de calor.

Tienen pérdidas energéticas que no compensan su económica instalación, salvo que se ubiquen en residencias temporales o zonas cálidas que no demanden apenas calefacción. También son una buena opción en baños y habitaciones pequeñas para un momento puntual, pero no resultan útiles en zonas frías y son más costosos que los aparatos portátiles.

Coste: 0,1329/kWh.

3. Acumuladores de calor.

Radiador eléctrico que calienta un elemento interior térmico acumulativo (ladrillos refractarios), para descargar el calor progresivamente hasta nueva carga. Con la mitad de gasto energético respecto a un radiador de calor azul, produce la misma cantidad de calor.

  • Ventajas: Suministro eléctrico hay en todas las zonas, es una energía limpia y cómoda, apenas requiere mantenimiento y los costes de instalación son escasos.
  • Inconvenientes: Energía cara, sobre todo si se tiene exceso de potencia contratada, se está en mercado libre, expuesto a las subidas de precio con independencia de las ofertas contratadas, y no se dispone de tarifa nocturna o discriminación horaria con un consumo racional de día o fuera de ese horario.

Coste: 0,0674/kWh.

GAS.

Puede estar en estado líquido (GLP o gas licuado procedente del petróleo) o gaseoso. A la primera familia corresponde Propano y Butano, que se almacena en en depósitos. En la segunda encontramos el suministro más utilizado en el casco urbano: Gas Natural, canalizado. Un combustible limpio aunque con el coste añadido del término fijo. Tiene un menor poder calorífico y su instalación es algo más costosa que la calefacción a GLP.

Las calderas de combustión a gas (normalmente mixtas para producir agua caliente y calefacción) son bastante eficientes, sobre todo a propano. Desprenden un calor uniforme, bien con emisores o radiadores, como también con tuberías de suelo/techo radiante.

Actualmente son obligatorias en toda instalación nueva la utilización de una caldera de condensación. Son calderas, que a diferencia de las anteriores, no emiten gases derivados de la combustión a la atmósfera, sino que se licúan por el propio aparato para evacuarse por desagüe autorizado o depósito para punto limpio. Pero en cualquier caso tienen mayor rendimiento al aprovechar el calor de esos gases. Trabajan a baja temperatura (ideal para suelo radiante, suponiendo menor coste en el consumo) y son un 30% más eficientes.

  • Ventajas: Cómodo, sobre todo cuando está canalizado.
  • Inconvenientes: El término fijo del suministro canalizado incrementa la factura. Gas Natural no hay en cualquier zona, y GLP requiere depósitos. La instalación es costosa y requiere obra.

Coste: De 0,053€/kWh de Gas Natural.

GASÓLEO

Gasoill a domicilio
Photo by Daquella manera on Visual Hunt / CC BY

Es la energía más contaminante de todas las expuestas. Su instalación es más compleja ya que requiere depósito (límite 400 litros en un piso) y su ubicación. En cuanto al precio, es libre y hay más competencia entre los distribuidores. Requiere mantenimiento regular, como cualquier sistema con caldera, pero además ésta tiene menor rendimiento que las calderas de gas, y suelen ocupar un mayor espacio. Esto lo relega a centrales o viviendas unifamiliares donde el espacio y la ventilación no son problema.

  • Ventajas: Suministro individualizado. Ideal en zona rural y para grandes superficies donde el espacio no es impedimento. Al almacenar combustible, si se dispone de espacio para un deposito de grandes dimensiones, se pueden aprovechar ofertas para mejorar precio.
  • Inconvenientes: Es una energía sucia y contaminante. Requiere espacios abiertos o muy ventilados (dentro de casa = pérdida de calorías). Requiere de almacenamiento de combustible en depósitos de mínimo 400 litros.

Coste: 0,73€/kWh

Resumiendo:

  • Entre Biomasa y Electricidad puede haber más de 1000€/año de diferencia, siendo combustibles opuestos a razón de precio de la energía.
  • La producción centralizada con consumo individualizado es el sistema de calefacción más económico.
  • La calefacción eléctrica por acumulación no sirve para calentar espacios grandes. Su instalación es económica y no requiere de mantenimiento, pero el calor resulta molesto en las distancias cortas.
  • El Gas Propano tiene mayor poder calorífico que el Gas Natural pero hay que reponer el depósito, las bombonas o el central si está canalizado; mientras que el Gas Natural es una energía canalizada (con el coste fijo del suministro contínuo), cómoda, limpia pero urbana ya que los suministros son escasos en la provincia, y su instalación más compleja que el Gas Propano.
  • El gasóleo calienta grandes superficies, requiere de almacenamiento y es de las energías más contaminantes, junto con el carbón y los derivados del petróleo. Su instalación es más compleja que la del gas, pero más asequible para viviendas unifamiliares.
  • Las energías renovables son de gran eficiencia energética pero hay que considerar el espacio que requiere la instalación de una caldera biomasa. En el caso de la geotermia, la complejidad de la instalación, como tener que hacer perforaciones.

AHORRO

La mejor manera de ahorrar en el consumo es elegir bien la tarifa que más se acomoda a nuestras necesidades. También debemos comparar en el mercado para obtener el mejor precio de combustible.

En cuanto a la energía eléctrica:

  • TUR
  • Tarifa nocturna.
  • Reducir potencia.

Y en caso de ser posible hacer uso de Bono Social.

Para reducir gastos en la factura del gas, es recomendable comparar los productos de las distintas Compañías.

Según el comparador de Kelisto.com

  • EDP, con su tarifa Fórmula hogares, es la más económica del mes para viviendas de todo tipo: consumo bajo, medio o intensivo.
  • Le siguen CEPSA y ENDESA, y ninguna de las tres exige permanencia, pero la oferta ENDESA sólo es ON LINE.
  • La mayoría de las ofertas se pueden contratar por INTERNET y no incluyen PENALIZACIÓN por cancelación anticipada.

También es muy importante realizar un correcto mantenimiento de los equipos de calefacción para obtener el mejor rendimiento de estos.

Si te ha gustado comparte esta entrada.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone